Coordinadora catalana d'entitats budistes

El estudiante de artes marciales aprovecha la fuerza del huracán para perfeccionar sus posturas y mantenerse de pie sin que el viento desatado lo tumbe. Del mismo modo los momentos difíciles nos permiten poner a prueba nuestra práctica espiritual y reforzarla

Apúntate a nuestro boletín de noticias